El Señor de los Anillos I: La Comunidad del Anillo (J. R. Tolkien)

beruby.com - Empieza el día ahorrando

Libro Primero:

El protagonista de esta historia es un joven (de la raza hobbit) llamado Frodo Bolsón,

Quien recibe como regalo de su tío Bilbo Bolsón, la mayoría de sus pertenencias, incluyendo un anillo, el cual deja sobre la chimenea de su casa, y le pide a Gandalf

(un mago amigo de Bilbo y de Frodo), el día de su partida, que se lo enseñara a Frodo, ya que Bilbo había decidido irse de la comarca sin que nadie se diese cuenta.

Este anillo era muy peculiar , ya que tenia la capacidad de consumir la voluntad de su portador atrayéndolo hacia el mal y de prolongar su vida, además podía volver invisible a la persona que se lo pusiera ; pero solo Bilbo, Frodo y Gandalf sabían esto ultimo.

Tiempo más tarde de la partida de Bilbo , Frodo recibe una inesperada visita de Gandalf, el mago amigo, o más conocido como “Gandalf el gris”, quien luego de arrojar el anillo a las brazas, le indica a Frodo que lo tome y que tratara de ver alguna inscripción en él, Frodo logra captar un tipo de escritura pero este no es capaz de comprenderla , Gandalf le dice que eran antiguos caracteres élficos que pertenecían a una estrofa muy conocida en la tradición élfica:

 

“Tres Anillos para los Reyes Elfos bajo el cielo.

Siete para los Señores Enanos en casas de piedra.

Nueve para los Hombres Mortales condenados a morir.

Uno para el señor Oscuro, sobre el trono oscuro

En la Tierra de Mordor donde se extienden las Sombras.

Un Anillo para gobernarlos a todos. Un Anillo para encontrarlos,

Un Anillo para gobernarlos a todos y atarlos en las tinieblas

En la Tierra de Mordor donde se extienden las Sombras”.

 

El idioma era de Mordor , y el anillos tenía gravados los dos últimos versos de esta estrofa. Gandalf toma a Frodo y le explica que se dio cuenta hace muy poco tiempo (después de unas investigaciones) que el anillos pertenece al señor oscuro, y debía ser destruido lo más pronto posible ya que su dueño lo comenzaría a buscar.

Con el deseo de no poner en peligro la Comarca, Frodo se pone en camino a Rivendel, donde se decidiría el destino de anillo, junto a Samsagas Gamyi, mejor conocido como Sam, Meriadoc Brandigamo y Peregrin Tuk, más conocidos como Merry y Pippin.

En su viaje deciden permanecer un tiempo en la posada de Bree llamada “El poney pisador”, donde se encontrarían con Gandalf ,pero él no estaba, en su lugar había enviado a Trancos, uno de sus aliados que los acompaña el resto de viaje ayudándolos a escapar de los espectros del anillo, que ya lo habían comenzado a buscar. Luego de un largo trayecto desde Bree, logran llegar, con Frodo herido gravemente por los Jinetes Negros y una que otra complicación, hasta Rivendel, donde se decidiría el destino del anillo.

 

Libro Segundo:

Este relata, como en Rivendel Frodo se reencuentra con su tío Bilbo y Gandalf. Ahí se realiza un concilio liderado por Elrond, señor de los elfos de Rivendel, en este se cuenta toda la historia del anillo y se decide su destino; debía ser llevado hacia Mordor a las “Grutas del Destino”, donde había que arrojarlo al fuego donde fue creado el anillo , ya que esa era la única manera de destruirlo. Al tomar la decisión de quien llevaria el anillo hacia su destino, comienza una pequeña discusión, ya que nadie creía ser capaz de llevarlo sin ser dominado por su poder, entonces Frodo, que había permanecido en silencio, se ofrece para cargar con esa responsabilidad, la propuesta es aceptada, pero al darse que no puede ir solo, se decide que con él irán 8 compañeros mas: Aragorn (Trancos) y Boromir en representación de los hombres, Legolas por los elfos, Glimli por los enanos, sus amigos Sam, Merry y Pippin (que se autoincluyen) y Gandalf. Ellos nueve quienes adoptaron el nombre de “La comunidad del anillo”, a lo que debe el nombre del libro.

La comunidad sale de Rivendel hacia Mordor, bordeando las Montañas Nubladas con la intención de cruzarlas en el paso de Caradhras, pero una fuerte tormenta le impide realizar este trayecto, por lo que se ven obligados a retroceder y tomar el camino de las Minas de Moria (tierra de los enanos), al entrar en ella se dan cuenta de su destrucción causada obviamente por orcos, y Glimli descubre la tumba de Balin, su primo.

Luego de permanecer ahí un momento, escuchan unos extraños ruidos, estaban siendo atacados por orcos y unos trolls, derribaron a los orcos y los trolls se fueron heridos, aprovecharon este momento para escapar, pero un poco mas allá percibieron a un Balrog y a muchos orcos, todos huyeron por una orden de Gandalf el cual intenta enfrentarse a el, pero no logra derrotarlo, el Balrog se lleva a Gandalf.

Abandonan Moria cansados y tristes por la perdida del mago pero, continúan su camino hasta Lothlórien (o lórien), donde los elfos les permiten permanecer para reponerse. Ahí Frodo conoce a Galadriel, (la dama de los bosques de lórien), quien le enseña un espejo, “El espejo de Galadriel”, el cual le muestra lo que podría pasar si el falla su misión; el espejo puede mostrar muchas cosas, el pasado, el futuro, el presente, e incluso algo que jamás pasará.

La comunidad deja lórien por el Río Grande, hasta que se dan cuenta de que hay una cascada y no pueden seguir, aprovechan ese momento para poder descansar un momento y pensar hacia donde seguirán, pero Frodo se aleja de la comunidad para poder reflexionar, Boromir lo sigue y trata de convencerlo de no destruir el anillo, como Frodo no acepta tal propuesta, él trata de quitárselo a la fuerza, Frodo se asusta y se pone el anillo para hacerse invisible y así escapar de Boromir, al estar ya lo bastante lejos de Boromir, resuelve que debe continuar el camino hasta Mordor solo, y para no dar explicaciones decide regresar al río e irse sin que sus amigos se percataran, pero su plan no funciona ya que Sam lo descubre, y logra convencerlo para que le permita acompañarlo. Y así concluye la segunda parte de “La comunidad del anillo”.